Skip navigation

Tag Archives: historia

Columbus

“[…] lo peculiar de nuestra época es el abandono de la idea de que la historia podría escribirse de manera verdadera […] El objetivo implícito de esta línea de pensamiento es un mundo de pesadilla en el cual el Líder, o grupo dominante, controla no sólo el futuro, sino también el pasado. Si, en referencia a tal o cual acontecimiento, el Líder dice <<eso nunca existió>>, nunca existió. Si dice que dos más dos es cinco, dos más dos son cinco. Esta perspectiva me da mucho más miedo que las bombas”.

George Orwell, <<Looking Back on the Spanish War>>

“La cuestión de si el pensamiento humano puede aspirar a la verdad objetiva no es teórica, sino práctica. El hombre debe probar la verdad, esto es, la realidad y el poder, el <<lado de aquí>> de su pensar en la práctica. Aislada de la práctica, la discusión sobre la realidad o no realidad del pensamiento es una cuestión puramente escolática” (*)

Karl Marx, <<Concerning Feuerbach>>

(*) Tendencia a pensar que las opiniones o las ideologías clásicas y tradicionales son las únicas válidas y cierta.

“Las creencias de cualquiera se corresponden con el mundo sólo aproximadamente, aun en el mejor de los casos. Incluso los que aspiran a la verdad tendrán información incompleta y en parte incorrecta. Es difícil escapar del prejuicio. Todo el mundo tiene limitaciones perceptivas e intelectuales. (Estas son las perogrulladas que se exageran al máximo para apoyar el escepticismo sobre la verdad objetiva.)

Aquellos cuyo pensamiento no se orienta hacia la verdad están en peor posición. Al deformar la interpretación de la evidencia para su propio consumo, abren un abismo adicional entre sus creencias y el mundo. A medida que el abismo crece, hay más cosas que explicar. En cierto sentido, la gente puede ser consciente de que defiende su sistema de creencias al precio de comprometer la verdad. Este precio consiste en una mayor inversión en las creencias con el fin de hacer más difícil que la próxima vez produzcan algo que requiera una explicación. El autoengaño puede convertirse en un ciclo que se perpetúa a sí mismo”.

Glover, Jonathan – “Humanidad e inhumanidad: Una historia moral del Siglo XX” (1999)

” […] Nos encontramos en el umbral de un nuevo siglo, de un nuevo milenio. ¿Cuál será el legado de este siglo que ahora se agota? ¿Cómo será recordado en el nuevo milenio? Indudablemente, será juzgado, y juzgado severamente, en términos morales y metafísicos. Estos fracasos pueden proyectar una oscura sombra sobre la humanidad: dos guerras mundiales, incontables guerras civiles y una cadena interminable de asesinatos (Gandhi, los Kennedy, Martin Luther King, Sadat, Rabin), baños de sangre en Camboya y Nigeria, India y Paquistán, Irlanda y Ruanda, Eritrea y Etiopía, Sarajevo y Kosovo; la inmundicia del Gulag y la tragedia de Hiroshima. Y, por supuesto, a otro nivel, Auschwitz y Treblinka. Demasiada violencia; demasiada indiferencia. ¿Qué es la indiferencia? Etimológicamente, la palabra significa “falta de diferencia”. Un estado estraño y poco natural en el cual no se distingue entre la luz y la oscuridad, el amanecer y el atardecer, el crimen y el castigo, la crueldad y la compasión, el bien y el mal.

[…] Aún así, amigos míos, también han ocurrido hechos positivos en este traumático siglo: la derrota del nazismo, la caída del comunismo, el renacimiento de Israel en su tierra ancestral, la desaparición del apartheid, el tratado de paz de Israel con Egipto, el acuerdo de paz en Irlanda.”

<<Los peligros de la indiferencia>>. Elie Wiesel. Séptimo encuentro del Milenio en la Casa Blanca, Washington, 12 de abril de 1999.

White Obama

White Obama

“(…) Historia con H mayúscula; la toma de posesión de Barack Hussein Obama fue un espectáculo televisivo impecable.

Habrá quien se chotee de ese momento de rezo colectivo oficiado por un pastor que, más que un siervo de Dios, parecía un vendedor de Cadillacs defectuosos; pero nadie podrá negar que los yanquis facturan productos catódicos de pata negra, ya sean series o saraos políticos. El ritmo del acto de ayer no experimentó altibajos gracias a la contención en los interludios musicales y unos discursos que fueron el grano. Añádanle al show algún que otro villano (ese Dick Cheney en silla de ruedas, más Doctor Strangelove que nunca) y un buen puñado de primeros planos de ciudadanos que rezumaban esperanza fundidos con las sempiternas barras y estrellas y, alehop, Hollywood del bueno.

Y, claro, como en toda buena superproducción no faltó el héroe rompecorazones, ese Obama que dio unos pequeños pasos en el estrado para jurar su cargo que, a su vez, eran un gran salto para la Historia (televisiva).”

Daneil R.Caruncho “ADN” 21 enero 2009

El eterno retorno de Jesús y padre. Un Juicio Final con cierto Prejuicio

Este blog ha nacido para mostrar opiniones sobre personajes, desde alabanzas hasta críticas en el mundo del políticamente correcto (sea cual sea su época histórica y estatus actual). A partir de este eje nos podemos mover transversalmente por distintas ramas del conocimiento: La Historia, la Filosofía, la Política, la Economía… Me gustaría que en el futuro los comentarios enriquecieran los distintos post realizados, con opiniones personales poco alteradas por la corriente dominante, buscando siempre la propia verdad.